¡LAS EMPRENDEDORAS!

La historia parte de dos payasas que

no están haciendo nada y se aburren.

 

Tras hacer un estudio de sus capacidades intelectuales y

manuales, deciden montar un negocio con el que ganar dinero,

 ocupar su tiempo y llevar una vida digna.

 

Reciben el encargo de su primer trabajo y se ponen a ello

 inmediatamente, aunque en seguida descubren que la cosa

 no va ser fácil.

 

Por teléfono ya les habían comentado que tenían que arreglar

algo que estaba bastante roto:

“Tiene problemas con el nivel del agua, calor intenso,

frío extremo, sustancias grises y viscosas de origen desconocido...

 

También hay una serie de roces y malas vibraciones

en distintos puntos. ¿Tal vez falta de aceité?”…

 

¿Conseguirán arreglarlo? O ¿tendrán que cerrar la empresa?

 

info@laspituister.com